Historia de la cazadora bomber

Si hay una prenda de moda que hace que cada otoño parezca es la cazadora bomber.

Porque el diseño ha permanecido prácticamente inalterado a lo largo de sus casi 100 años de historia. Esto es porque las cazadoras bomber cumplen su función a la perfección, dar abrigo con la máxima comodidad posible. Además son de calidad y realmente bonitas.

Lo primero que tenemos que saber cuando hablamos de la chaqueta bomber es que bajo ese seudónimo escondemos una multitud de nombres. La B3, o bómber original. La A2, la MA1, la B10 y la B15. Las tres últimas son las más populares actualmente.

En sus comienzos tenía un propósito estrictamente funcional: mantener calientes a los pilotos de combate y permitirles flexibilidad mientras operaban sus aviones con cabina de mando abierta. La cazadora, también conocida como chaqueta de aviador, fue fabricada para hombres militares.

Su exito se debe a que estrellas del reagge, Silvester Stalone, Steve McQueen, Skinheads y sobretodo pilotos de bombardero, nos ayudan a entender la atemporalidad de esta prenda.

Como ya he dicho anteriormente, su origen fue para su uso por los pilotos de la primera mundial, pero como todo en la vida ha evolucionado con el paso del tiempo y poco o nada tienen que ver con las que se vende hoy.

La B3 original fue patentada por Irvin en 1926. Era una chaqueta de cuero o piel gruesa, con cierres de hebilla en los laterales, cremallera frontal y borrego de lana por el interior hasta el cuello. Una superchaqueta dirigida exclusivamente a cubrir los cuerpos de los pilotos que, a más de 30,000 pies de altura, sufrían temperaturas de sesenta grados bajo cero en cabinas despresurizadas.

En su evolucion mucho tuvieron que ver los americanos, que se basaron en el diseño original y diseñaron una cazadora para aquellos pilotos que volaban a menor altura, siendo una alternativa mucho más cómoda, caractizada por su falta de borrego, con dos bolsillos laterales e incorporando por primera vez los elásticos en los puños y el bajo.

Otro cambio fue el cuero por la piel de foca y más adelante por piel de caballo.

El modelo A-2 ya se va pareciendo a lo que conocemos hoy en dia, pero no es la última innovación.

Las chaquetas de aviador A-2 se extendieron entre la población civil por su acreditada protección contra el frío y porque se veía como un símbolo de heroísmo

La A-2 se convertía en objeto de culto mientras otro general americano, Arnold Gap, se cansó de la piel de foca y aprovechó la aparición tejidos sintéticos, como el nylon, para renovar la indumentaria de las tropas

El origen del estilo que consideramos un clásico es la MA-1: una chaqueta reversible con el exterior en verde y el forro en naranja, mangas amplias, puños y cinturón.

La chaqueta MA- 1 y sus derivados la B-15 y la B-10 (con cuello) son la versión militar más reciente de lo que hoy en día conocemos como la bomber

Fue desarrollada a mediados de la década de 1950 para satisfacer las nuevas demandas militares de comodidad y seguridad de esa época. Su fabricante principal, Alpha Industries, se dio cuenta de su potencial y comenzó con una producción en masa. Aquí es cuando la chaqueta cobró popularidad en el mercado civil y pasó a formar parte de una cultura juvenil en América y Europa.

En las décadas de 1960 y 1970, Hollywood adoptó la cazadora bomber por completo y la denominó una prenda “It”. Famosos ejemplos son el estilo en algodón rojo de James Dean en “Rebelde sin causa” (1955), el modelo de cuero de Steve McQueen en “La gran evasión” (1963) y la verde oliva apagado de Robert De Niro en “Taxi Driver” (1975).

Dar el salto desde las estrellas de Hollywood de 1970 a la clase obrera británica no se hizo esperar.

Cuando surgió la controvertida subcultura skinhead, la cazadora bomber resultó tan esencial para su estilo como sus botas de Doctor Martens y sus vaqueros lavados a la piedra. Pero no se les permitió que la acapararan: las influyentes revistas de la moda empezaron a tener en cuenta la prenda, los hip hoppers la compraron para realzar sus siluetas bolsa, y de pronto esta prenda estaba por todas partes.

Bueno, compite cara a cara con la harrinton Pero sí, estamos hablando de una de las 10 prendas que enseñar a los amigos.

Hoy en día, la cazadora bomber es una prenda esencial en el armario de la mayoría de las personas, una básica del streetwear.

No hace falta dedicarse al sector ni ser un o una fashion victim para darte cuenta de que aquella chaqueta negra con el forro naranja, reversible y que llevabas al instituto ha vuelto a ponerse de moda. Eso sí, con matices, por aquello de que los detalles son los reyes de las tendencias y, por supuesto, un signo de que en la industria textil no hay falta de originalidad, sino que se apuesta por la reinvención

.

Autor: sedreme

Miembro del Team Armysoft desde su fundación, coloboro con ellos en la elaboración de articulos, organización de eventos... www.armysoft.es www.blog.armysoft.es

Compartir este mensaje en

1 Cometario

  1. Un gran trabajo

    Responder

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *